Analfabetismo Informático

El “analfabetismo escolar” tiene dos aspectos básicos: el absoluto y el funcional. En ambos casos, este problema surge en las capas sociales más pobres de la sociedad, derivándose esta responsabilidad a la “escuela”. Las posibles soluciones de este problema pueden ser, entre otras, la promoción de planes de recuperación de clases para alumnos que estén en proceso de alfabetización, a fin de evitar la repitencia, el abandono o el fracaso escolar, o bien, la otra perspectiva es la escuela de adultos.
Para el caso del “analfabetismo tecnológico”, una primera definición se podría delimitar en un aspecto utilitario, estableciendo que un “analfabeto tecnológico” es aquella persona que no sabe manejar un equipo de uso común: una videocasetera, o bien, una computadora.
A su vez, se puede establecer dos divisiones de “analfabetismo tecnológico”:

Pleno o absoluto: es aquella persona que ignora por completo el manejo de una computadora o un equipo. También se pueden incluir en esta categoría a aquellas personas que se resisten a aprender un sistema (tecnofobia).

Relativo o funcional: se consideran a aquellas personas que utilizan rudimentariamente una computadora o un equipo, es decir, sus funciones básicas, o bien, se puede hacer una extensión a una situación particular: personas que aprendieron a manejar un viejo sistema y que por carecer de práctica no pueden comprender los nuevos adelantos, o las que por distintos motivos (miedos, inseguridades, etc.) abandonaron sus estudios.

En esta definición amplia, se pueden enunciar sus características:

Tiene una estrecha relación con un proceso de aprendizaje en particular: el uso de una computadora, por ejemplo.
A diferencia del “analfabetismo escolar”, que surge como consecuencia de la falta de recursos económicos y, por lógica, afecta las capas sociales más pobres, el “analfabetismo tecnológico” puede darse en clases sociales diferentes, sin distinción de edades: empresarios, profesionales, empleados, etc.
Lo tecnológico aparece enmarcado en una nueva concepción de hombre/ordenador, y dada su complejidad, aparece la figura de operador/usuario, que debe estudiarse como un modelo filosófico–antropológico.
El “analfabetismo tecnológico” se relaciona directamente con el ámbito laboral, debido a que en todos los órdenes del mercado se implementan recursos tecnológicos de avanzada, principalmente, en el ámbito de la informática.
Las consecuencias de este fenómeno son temporarias: al desaparecer las causas que lo originaron, la persona deja de ser un “analfabeto tecnológico”.
Otras de las características, muy relacionada con la anterior, es su retroactividad, es decir, quien no es un “analfabeto tecnológico” hoy, puede serlo mañana. Esto se hace evidente por dos razones:
La primera es que el “analfabetismo tecnológico” puede permanecer en estado latente durante años, y surge de pronto cuando ocurre un cambio en el entorno social. Este es el caso más típico. Sucede cuando los directores de una mediana empresa deciden incorporar tecnología para abaratar costos o modernizar su producción, acceder a un sistema de ventas automatizado, o cambiar el perfil administrativo por otro más sofisticado. Requerirá que el personal deba capacitarse para el manejo de distintos equipos, a fin de satisfacer la nueva demanda.
El segundo aspecto a tener en cuenta es que la tecnología se incrementa vertiginosamente hacia nuevos enfoques, multiplicando sus componentes y elementos, lo cual se hace necesario que la persona tenga una capacitación permanente para que no exista un desface entre aquello que sabe y los nuevos cambios que experimenta, haciendo posible que esta brecha se encuentre cercano a ser un “analfabeto tecnológico” relativo o funcional.
Al igual que el “analfabetismo escolar”, el tecnológico posee la característica de ser autoincremental, es decir que el desconocimiento de las funciones más elementales impide que se comprenda las avanzadas.
Estos indicios establecen un nuevo orden operativo, así como también una toma de conciencia del problema, que no se reduce a la ignorancia de una de sus partes, lo cual puede resolverse fácilmente con un nuevo aprendizaje, sino con la incorporación de las nuevas tecnologías, a fin de reverla como una problemática de base.
Las consecuencias de este nuevo fenómeno son variadas y concretas; en realidad, la mayoría de sus efectos no se pueden pronosticar, sino que se infieren: licenciados recién recibidos que no saben manejar una computadora; directivos que ven peligrar su carrera por no adaptarse a los cambios, hasta no saber aprovechar las nuevas tecnologías que se van imponiendo en la vida cotidiana: Cajeros automáticos, telefonía celular, sistemas de alarmas con terminales, equipos domésticos sofisticados, etc.
Sin embargo, los cambios tecnológicos van alterando progresivamente el orden establecido, irrumpen vorazmente hasta convertirse en un factor de mayor alcance que hace notar sus diferencias entre regiones y países. A este ritmo de cambios, la disponibilidad de mano de obra calificada en tecnologías de la información, en lo futuro, puede llegar a ser un dato estadístico que refleje la evolución de la economía.

El analfabetismo informatico sin duda es uno de los problemas mas grande que se afrontan en la nueva sociedad de nuestro pais. Hoy en dia es necesario aprender a maneja por lo menos un correo electronico para mantener comunicacion laboral o académica, es por esto que es urgente una actualizacion en educacion de esta índloe.
Anuncios
Categorías:Docentes

Sugerencias para cuidar la Voz

La voz humana se produce por la vibración de dos cuerdas vocales situadas en la cavidad laríngea. Una persona que solo utiliza su voz para el área social, generalmente no necesita entrenar su voz para mantenerla saludable, pero si la utiliza además en el ámbito laboral de manera intensa, deberá conocer más a fondo su funcionamiento para valorarla, cuidarla y sobretodo prevenir las disfonías.

Siguen a continuación una serie de sugerencias que atenuarán el impacto que pueda sufrir la voz profesional:

-El profesional de la voz es el docente, el capacitador, el conferenciante, el comunicador, etc…Para prevenir un problema vocal debe estar atento a los cambios que pueda tener el tono de su voz, ya que cuando una disfonía se instala, es generalmente el producto de un uso inadecuado ó de una mala técnica vocal.

Si ud utiliza su voz profesional durante varias horas de trabajo, sus cuerdas vocales se fatigan por ese esfuerzo. Sería adecuado entonces que cada día, después de trabajar, dedique unos 10 minutos a relajarse, utilizando alguna  técnica que ud. conozca. Se sentirá mejor y aumentará su rendimiento vocal al día siguiente.

-Mientras esté dando clases, beba sorbos de agua para hidratar la mucosa bucal y la garganta. Esto le dará una menor sensación de cansancio vocal.

-Si ud está sintiendo dolor de garganta, por favor no utilice su voz profesional ya que esto es considerado un esfuerzo para la misma. Use algún recurso como para no tener que hablar demasiado ese día y consulte al médico otorrinolaringólogo. Un profesional de la voz es un atleta vocal por lo que debe extremar los cuidados de su voz.

-Si ud padece una disfonía por favor no utilice su voz profesional durante esos días. Consulte al médico otorrinolaringólogo. Una voz disfónica y cansada permanentemente está dando señales de que hay algún mal hábito que modificar.

-Fumar es perjudicial para la salud en general, no solo para voz. Engrosa las cuerdas vocales lo que da como resultado una voz más agravada que lo normal.

-El uso de un pañuelo al cuello puede ayudar en algún porcentaje a no sentir dolor de garganta, pero no evitará la disfonía producida por un esfuerzo vocal.
Para disminuir la fatiga vocal y las molestias que siente luego de usar la voz será necesario entrenarse vocalmente para aprender una técnica que le permita usar la voz durante muchas horas sin cansarse.

-Un profesional de la voz utiliza naturalmente dos tipos de sonidos vocales, aunque sin saberlo: la voz social y la voz profesional. Esta diferencia fisiológica se pierde cuando la persona se encuentra estresada ó sobre-exigida física ó emocionalmente…aparecerá entonces un trastorno vocal, producto de esa inarmonía.

-Si padece laringitis o faringitis, por favor cuídese de no agravar la disfonía y no use su voz en el aula durante el período que dure la enfermedad. Concurra al otorrinolaringólogo y descanse.

 

-Una respiración adecuada, es la responsable de producir una voz de buena intensidad, una voz fuerte. El aire que respiramos es el combustible de la voz, por lo que es de suma importancia saber utilizarlo para evitar el cansancio y la debilidad en el volumen de la voz.

-Utilizar la voz profesional implica un gasto considerable de energía, por lo que si ud, va a dar una charla, conferencia ó disertación, es recomendable tomar alimentos de fácil ingesta antes de la actividad vocal.

-Hablar en ambientes ruidosos como por ejemplo un restaurante, un recreo en una escuela, una fiesta ó una reunión familiar, puede ser un inconveniente para la voz. Por esto no eleve el volumen de su voz por encima del ruido ambiente y si le es posible acérquese a las personas con las que desea hablar, para no esforzar su voz.

–La postura adecuada del cuello para que la laringe funcione óptimamente, es ubicando la base del mentón en posición paralela al piso. Esto es importante cuando tenemos un texto que leer y torcemos el cuello hacia abajo ó muy arriba, acción que va a modificar el tono de nuestra voz natural, forzándola también.

–Si cuando hablamos, sentimos tensión en el cuello y la espalda, lo más probable es que estemos produciendo la voz con un esfuerzo inadecuado. Esto puede manifestarse a corto plazo como una disminución en el tono y la intensidad de la misma.

-La voz refleja nuestra personalidad y nuestro estado anímico. Para tener una voz segura, sepa que es posible entrenarla y aprender a utilizarla adecuadamente sin esfuerzos, favoreciendo el control de las emociones.

-El estrés puede llevar a una forzada producción vocal, esto puede provocar daños en las cuerdas vocales. Las técnicas de relajación, el yoga, etc pueden ser de gran ayuda en estos casos.

Fuente : http://www.fonart.com.ar/

Categorías:Docentes

“Los Chicos no leen”

 

La idea de partir de esta premisa es tratar de reflexionar, junto con el lector, en que medida esta afirmación responde a la realidad. Para quienes nos movemos en ámbitos educativos – o simplemente para aquellos que todavía mantenemos la costumbre de leer los diarios o escuchar un programa periodístico – esta especie de “slogan” se ha convertido en idea central de varios artículos, discursos o mesas redondas, con la coincidencia de que todas ellas ponen la culpabilidad en los chicos. Mas de una vez, la misma frase sirve para justificar el fracaso de un sistema educativo que , en muchos de sus niveles – especialmente en lo que respecta a la Escuela Media – exige una revisión urgente como punto de partida para una verdadera transformación.

La intención de este artículo es compartir la reflexión a partir de dos afirmaciones opuestas:

1. Los chicos no leen;
2. Los chicos leen.

Los chicos no leen

 Cabe aquí preguntarnos el por qué de esta afirmación. En la mayoría de los casos, se llega a ella cuando se detectan graves problemas de comprensión, especialmente en la interpretación de consignas o en la lectura de textos referidos a distintas tramas del conocimiento. Esto se pone en evidencia tanto en la Escuela Media o Polimodal como en los ingresos a carreras del Nivel Terciario, ya se trata de estudios universitarios o no.

Volvamos, entonces, hacia atrás, ¿qué hacemos desde la Escuela media o el Polimodal para que los alumnos mejoren su comprensión lectora? ¿O acaso le corresponde toda la responsabilidad a la Escuela Primaria? Creo que desde ambos niveles debemos tomar conciencia de la necesidad de trabajar, a partir de to do tipo de texto, distintos abordajes que faciliten la comprensión.

Quizás resulte mas fácil la lectura de textos variados en la Escuela Primaria porque uno o dos docentes trabajan con todo el grupo y des de todas las áreas; en la Escuela Media o el Polimodal, la cantidad de docentes hace que los enfoques sean variados y que no siempre se trabaje con la comprensión de textos específicos de la disciplina.

Pero, ¿qué significa trabajar con la comprensión de un texto? Significa guiar al alumno para que:

  • extraiga de ella información que necesita;
  • descubra – en el texto – nuevos datos sobre temas conocidos;
  • relacione los datos obtenidos – o el texto en su totalidad – con otros;
  • conozca el significado de “palabras nuevas”;
  • reconozca las características que diferencian un texto de otro ( por su estructura, por su trama, por su complejidad, por su formato, etc.);
  • adopte una postura critica con respecto al armado del texto y a los datos que aporta;
  • reconozca ideas principales y secundarias, y pueda jerarquizarlas;
  • sea capaz de crear a partir de ese texto;

Y etc., etc., etc., porque cada texto ofrece infinidad de posibilidades.

Los chicos leen

 A pesar de la mayoría de las opiniones que circulan en distintos ámbitos, creo que es posible afirmar que “los chicos leen”. Pero cabe preguntarse ¿qué leen? Las respuestas pueden ser variadas:

  • algunos leen literatura, especialmente fantástica y de suspenso o de terror;
  • otros leen todo tipo de información pero en un soporte determinado: el monitor de la computadora;
  • otros leen más imagen que texto lingüístico;
  • quienes tienen acceso permanente a la computadora, leen un lenguaje diferente: el que utilizan para” chatear”;
  • existen grupos que solo leen el material que les ofrece la escuela, ya que no tienen posibilidades de acceder a otros.

Se trate de un material o de otro, creo que a esta altura ya no podemos decir con tanta seguridad que “los chicos no leen” sino preguntarnos que es lo que les interesa leer a ellos y que pretendemos los adultos que lean. Es muy probable que al tratar de responder descubramos que ya no se sienten atraídos por el tipo de literatura que nos interesaba a nosotros cuando teníamos su edad, aunque, a pesar de todo, se ha vuelto a la lectura de algunos clásicos incitados par el cine o la televisión – en casas muy honrosos – o por la difusión que se ha hecho, de algunos autores, desde lo quioscos de diarios y revistas.

Pero quizás el problema mas grande se detecte en la lectura y comprensión de textos de la no ficción, pertenecientes a distintas tramas – expositiva, argumentativa, instructiva, etc – o de aquellos que presentan tramas complejas, donde se mezclan las distintas estructuras y formatos; de esos textos cuya comprensión es imprescindible para poder abordar cualquier tipo de disciplina.

Es en este tipo de textos – sin dejar , por cierto el estímulo para la lectura de textos de ficción – donde la educación sistemática debe poner el acento; es imprescindible que todos los docentes, cada uno desde la disciplina que domina, proponga y guíe a sus alumnos en la comprensión de textos específicos, relacionados con los contenidos propios de su área. No basta con “dar la orden de leer” des de un punta hasta otro de un libro de texto, es preciso compartir con ellos esa lectura y aclarar todas las dudas que aparezcan, aunque estemos trabajando con un grupo de 5° Ano; nada puede darse por supuesto y, si el grupo presenta desconocimiento de temas que supuestamente deberían haber sido superados, corresponde a cualquier nivel del sistema, cubrir esas falencias.

Fuente http://aal.idoneos.com/

Categorías:Docentes

Los Espacios de las Escuelas

Las aulas de las escuelas significan el lugar en el que transcurre la enseñanza, en el que es posible pensar que niños y jóvenes en quietud aprenden y por qué no, disfrutan y se apasionan por lo nuevo, lo provocativo, aquello que invita a pensar. Sin embargo, nada más ajeno a la niñez y a la juventud que la quietud o la escucha silenciosa. Creemos que el orden o la quietud representan la “buena educación” el compromiso con la tarea, el respeto a los mayores. Los corredores, pasillos o patios, nos permiten algunas libertades por minutos que interrumpen el silencio del aula. Es así como aulas y pasillos, en una distinción severa, piden silencio o aceptan bullicio en una suerte de análisis indiferenciado respecto de sus moradores o huéspedes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

espacio

Una mirada que no se limite a las paredes o los espacios de las aulas deberá reconocer a la escuela toda como el lugar que elegimos para educar. Así como las rondas de bancos o las mesas dispuestas para el trabajo compartido y no su alineamiento en filas permite a las o los estudiantes la ayuda entre ellos, los trabajos en grupo, las búsquedas compartidas, los pasillos y patios en los que se habilita el bullicio o el juego tienen que ver más con la infancia que con las instituciones que la aprisionan.

Volver a mirar la escuela desde una perspectiva totalizadora nos permitiría derribar las endebles paredes que construimos como garantía de un espacio en el que se aprende y de otro espacio en el que se juega o se divierte en tanto representan una falsa antinomia en la vida de las niñas, los niños o los jóvenes.

 

  

Espacios para pensar, para resolver ejercicios o para solicitar ayuda

Solemos reconocer que, en determinados momentos del proceso del aprender los estudiantes necesitan un espacio para la reflexión. Se trata de limitar un ámbito para ello y nos preguntamos si es condición el espacio del aula. Podríamos identificar la biblioteca, un rincón del patio, una caminata alrededor de un espacio.

Determinar tiempos y formas parece más apropiado o comprensivo que invocar al silencio en el salón de clase. Invitar a pares de alumnos a mirar una cartelera, a tomar nota afuera del aula, a consultar a otro grupo de alumnos tratando a la escuela como un grupo colectivo en el que la comunidad de intereses permite ayudas o préstamos. Se trata de volver a pensar la escuela como un espacio activo en el que las actividades del aprender no se identifican con la pasividad o la quietud. Tampoco se trata de caer en el simplismo de identificar el desorden o el bullicio con el trabajo activo y este con el valor de aprender.

Se trata, simplemente, de entender las condiciones del aprender, sus necesidades o requerimientos y las falsas creencias que se construyeron a lo largo de las décadas respecto del orden y del silencio en los salones de clases. Por otra parte, interesa apropiarnos de la escuela y no sentir que el aula es el único lugar en el que es posible aprender.

 

Construir la escenografía en el salón

Si el tema de la clase implica, por ejemplo, comparar, clasificar, interpretar datos, colgar mapas o cuadros, consultarlos, examinar supuestos, los espacios deberán adoptar una forma nueva para ello. Comprometer a los estudiantes para participar eligiendo las maneras de sentarse o diseñar rincones de trabajo rompiendo con los formatos convencionales producirá, seguramente un mayor compromiso con la tarea siempre y cuando la tarea sea atractiva. Seguramente, cada vez que el tema se cambie y se genera una nueva propuesta de trabajo podremos pensar si el espacio promueve el trabajo creativo, activo, participativo.

Es posible que algunos elementos nos acompañen siempre. En el mejor de los casos, una computadora en el aula con conexión a Internet, manuales, diccionarios, una enciclopedia, mapas o simplemente una muñeca a la que le contamos las vicisitudes del día.  

 

 

 

espacio

 

 

 

 

espacio

 

 

 

 

 

 

 

 

espacio

Un rincón en algún lugar

Apropiarse de todos los espacios entendiendo como transcurre la vida en las escuelas implica rediseñar los lugares del aprender. Esto significa que el patio, el pasillo, la galería, pueden constituir un ámbito en el que se da cabida a una actividad productiva. Se  trata de mirar a la escuela quitándonos los barrotes que a veces levantamos y que impiden entender que todo el espacio es uno solo y en él transcurren largas horas de la vida de los niños.            

Un problema complejo, un enigma, afrontar un escollo o resolver una situación contradictoria, más de una vez, nos invita a pensar en otros ámbitos diferentes en los que la situación se plantea. Salimos a caminar, a despejarnos, a liberarnos de algo que nos atrapa en una rutina casi sin darnos cuenta y encontramos la respuesta que nos orienta o ayuda. ¿Es posible promover este salir a caminar, levantarnos, mirar desde otro ángulo el tema o problema? Ayudar a los niños y jóvenes para que encuentren la solución deseable puede ser provocativo en tanto rompe las tradiciones que asocian la resolución de problemas a la quietud o al inmovilismo en el banco del salón de clases.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

espacio

Los espacios colectivos

En las escuelas cada docente parece adueñarse de un espacio y de un proyecto que impide la construcción colectiva. La débil articulación entre las actividades o propuestas acrecienta la soledad de su trabajo. Es probable que el trabajo compartido, la construcción de experiencias en colaboración permita también la adopción de espacios comunes que favorezcan una cultura cooperativa, entendida como una forma de convivencia escolar democrática.

Los espacios como propuesta organizativa no son ajenos a las maneras de concebir el enseñar y el aprender y a la construcción de un clima moral. De lo que se trata es que las escuelas sean espacios habitables, que favorezcan las interacciones y en las que la mirada del adulto acompañe, promueva y participe en la apropiación de cada rincón y no en el control de alguno en particular. El trabajo conjunto entre docentes derriba las paredes de las aulas y transforma a la escuela en un centro de perfeccionamiento permanente de la tarea.  

En muchos proyectos y experiencias las escuelas asignan a un tiempo y a un espacio una suerte de constitución de lo moral. Izar la bandera o arriarla, la bienvenida al inicio de la jornada, la entrada al aula luego del recreo suelen ser una suerte de expresión de lo moral, lo ejemplificador o la clara expresión de la adopción de las normas. Preferimos pensar en todo el ámbito escolar como una suerte de espacio vívido y confiable, que brinde seguridad tal como el espacio del hogar aún cuando adopta según las necesidades y requerimientos normas especiales para diferentes momentos. Casas seguras, amigables, confortables, pero más que otra cosa casas protectoras para los jóvenes en las que en cada lugar se respira el sentido de la educación como una práctica moral.

Fuente : http://www.educared.org.ar/

Categorías:Docentes

Que es Twitter?

Supongo que es difícil que al menos no hayas oído hablar del fenómeno más simple del mundo, y junto a facebook con mayor éxito en la red. Veamos cuáles son las claves de su éxito.

Si las 2.0 se han convertido en las relaciones sociales del nuevo siglo, ¿por qué no simplificarlo todo aún más?. Eso debió pensar Jack Dorsey, padre fundador y director ejecutivo de Twitter, el 13 de julio del 2006.

Basado en el servicio de microblogging (publicaciones y envíos breves, de unos 140 caracteres) y en un entorno gráfico pionero en los microblogging, Twitter ofrece al usuario la posibilidad de explicar brevemente aquello que uno hace en su vida. Estos mensajes cortos son enviados a toda la lista de seguidores o usuarios conectados a tus redes (facebook, Twinkle,…).

Hoy los envío pueden llegar a través de sms (no en todos los países), messenger, RSS o el propio Twitter. Una de las aplicaciones que mejor se ha implantado en el uso de Twitter es la del seguimiento de eventos, conferencia o charlas, convirtiendo a la aplicación en una fuente de primicias periodísticas. Para un blog o periódico digital es una herramienta perfecta, incluyendo en el momento de colgar una noticia el enlace directo en twitter.

Muchos blogs han escrito sobre la definición de twitter, un fenómeno tan simple como atractivo para la red, personalmente creo que el éxito viene del morbo y la curiosidad que despierta saber lo hacen los demás, vender una noticia sin saberlo todo acerca de ella, una herramienta 2.0 muy sólida.

Resumiendo Twitter :

  • Es una herramienta de microblog.
  • Un microblog es una plataforma en la cual se pueden publicar pequeños textos (en el caso de Twitter su tamaño está limitado a 140 caracteres).
  • Sirve para decir que estamos haciendo a nuestros seguidores y al mundo.

El envío de estos mensajes se puede realizar tanto por el sitio web de Twitter, como vía SMS (short message service) desde un teléfono móvil, desde programas de mensajería instantánea, o incluso desde cualquier aplicación de terceros, como puede ser  Tweetie, Facebook, Twinkle, Tweetboard.

Estas actualizaciones se muestran en la página de perfil del usuario, y son también enviadas de forma inmediata a otros usuarios que han elegido la opción de recibirlas. A estos usuarios se les puede restringir el envío de estos mensajes sólo a miembros de su círculo de amigos o permitir su acceso a todos los usuarios, que es la opción por defecto.

Les dejo un video muy bueno para complementar lo que es TWITTER

Categorías:Docentes

Que es un E-Book?

Un ebook, libro electrónico o también conocido como libro digital es un libro o publicación digitalizada que ha sido confeccionada para ser comercializada en Internet, por lo que su tamaño, estructura y diseño han debido de ser tratados correctamente para que su visualización, tiempo de descarga y posibilidades de utilización sean los adecuados.

E-Book

Los eBooks presentan muchas ventajas:

• Acceso universal. Da igual en qué parte del mundo vivas, mientras tengas acceso a Internet siempre podrás comprar los eBooks que te ofrecemos, sin esperas ni gastos de envío.

• Disponibilidad inmediata. Comprar, descargar y leer, así de fácil.

• Precio de venta más bajo. No hay papel, no hay tinta, no hay distribuidores intermediarios. El precio es más bajo

• Nuevas utilidades. El texto electrónico incorpora todas las ventajas de un archivo electrónico (búsqueda de palabras, inserción de comentarios y marcadores…) y la interactividad del formato web (navegación entre páginas, ampliación en línea de temas y bibliografía…). Características principales

• Una de las características principales del ebook es que para proteger los derechos de autor y editor los ebooks no pueden ser impresos o copiados a menos que el editor o propietario dé el permiso oportuno. En todos los casos nuestros ebook se podrán imprimir sin límites en la cantidad de copias impresas.

• La compra de un ebook se hace siempre a través de Internet y su pago ha de ser con tarjeta de crédito, cheque o giro postal; si es Free(libre) pues solo lo descargas y listo.

Requisitos previos Para poder descargarte un ebook sólo necesitas tener:

• Un ordenador personal (PC o Mac) o portátil con al menos 100 MB de espacio libre en tu disco duro.

• Tener instalado el Adobe Acrobat Reader o cualquier otro lector PDF de tu preferencia con soporte para E-Book.

 

Categorías:Docentes

Clases Entretenidas

Dictar una clase amena no siempre es sencillo. Todo influye en el desarrollo de una buena clase, desde la materia y el horario de la clase, hasta la situación política del país. Sin embargo, recae en el profesor utilizar toda su energía e imaginación para convertir una clase normal y aburrida en un espacio de aprendizaje donde el estudiante esté siempre dispuesto a volver y a aprender con la misma intensidad cada vez.

Tabla de contenidos

Pasos

  1. Deja atrás el viejo método. La idea de un profesor, sentado en su silla o parado hablando toda la clase es bastante antiguo y es exactamente el tipo de clase que tienes que evitar.
  2. Evita responder todas las preguntas. Deja que algunas respuestas queden en el aire y deja que ellos mismos descubran las respuestas y ofrécete a responder a las preguntas si es que nadie llega a una respuesta después de un tiempo. Considera que si promueves unos estudiantes que aprendan por si mismos, estos se sentirán mejor consigo mismos y se alegrarán cada vez que vayan a tu clase al saber que son capaces de hacer cosas por si mismos.
  3. Organiza el plan académico. Es completamente necesario que sepas los contenidos de la materia que vas a dictar en el curso y el orden en el que vas a dictarlas. Esto te permitirá tener una idea de los contenidos que se van a abordar en el curso y evitará que te vayas por las ramas o empieces a contar anécdotas para matar el tiempo.
  4. Trabaja con el factor de atención de tu clase. Este factor puede variar en base a muchas variables, uno de ellas es la disposición del profesor para realizar una clase donde los estudiantes se vean envueltos en la materia. Ten en cuenta que los alumnos tienden a perder el hilo de la clase a partir de los 45 minutos dependiendo del grupo y del tema. Entonces, procura crear lecciones que duren 45 minutos más o menos (30 si el tema es bastante árido). Si tienes asignada una clase de más de 45 minutos, es conveniente que utilices unos 10 minutos de tu tiempo para hacer una actividad no directamente relacionada con el tema. Así la mente de tus estudiantes se relajará y estarán listos para volver a empezar. Si no puedes hacer esto, un simple descanso de 10 minutos puede ayudarles a recuperar fuerzas.
  5. Controla la clase a través de diferentes métodos. Esto no significa que te pases pidiendo a tus alumnos que se callen o cosas similares. Existen varios métodos para controlar tu clase sin que el alumnado se de cuenta:
    • Organiza grupos de trabajo y pide que un estudiante tome el mando del grupo. Este estudiante te ayudará a organizar el grupo de trabajo y a llevar la clase.
    • Mantén a tus estudiantes ocupados. Procura crear una ambiente en el cual los estudiantes no se distraigan con cosas del exterior. Esto evitará que tengas que pedir a alguien que atienda en clases, pues la clase será más interesante que cualquier elemento exterior.
    • Explica claramente el objetivo de la clase y consulta al final de la misma si este objetivo fue alcanzado. Puedes colocar este objetivo en una parte visible de la clase e invitar a los estudiantes a opinar al respecto unos minutos antes que termine la clase. Esto mantendrá a los estudiantes conscientes de lo que tienen que aprender y les hará saber que la clase fue útil para ellos. En el proceso, ellos tenderán a autocontrolarse y tratar de llegar al objetivo planteado. Esta forma es particularmene útil en materias técnicas.
    • Establece las reglas con tus alumnos. Guerra avisada no mata soldado. Al principio del curso puedes proponer que los estudiantes diseñen un conjunto de reglas relacionadas a su comportamiento y a la entrega de deberes o tareas. Negocia aquellos “extras” que quizás los estudiantes puedan pedir para ganar tarea extra o trabajos que te gustarían que los estudiantes hiciesen, pero que no harían en condiciones normales. Usa tu astucia como profesor para lograr un trato que beneficie a ambas partes.
  6. Haz tu clase dinámica. Lo que sirvió un día en tu clase, puede que no funcione al día siguiente. Los estudiantes se aburren cuando hacen lo mismo cada día. Trata de cambiar el método y hacer las mismas cosas pero de diferente forma. Cambia la pizarra por diapositivas. Si vas a hablar de Cálculo estructural, lleva fotos de las estructuras en las que se aplica lo que van a aprender ese día en clases. Si vas a hablar de arte rupestre, lleva un poco de pinturas naturales y papel; luego invita a tus alumnos a tratar de reproducir los grabados que tiene en los libros y luego a crear otros de su propio imaginación.
  7. Aplica el refuerzo positivo. Es cierto que sabes más que tus estudiantes van a cometer errores y aprender de ellos. Invítalos a seguir tratando a través de refuerzos positivos. Si ves que tu clase se está esforzando, dales un premio extra fuera del paquete de reglas previamente acordado. Si ves que un estudiante destaca, dale más información y oportunidades para seguir creciendo. Si ves que un estudiante no está rindiendo como debería y no se esfuerza por hacerlo, habla con este estudiante y comunícale que lo valioso o valiosa que es para tu clase. Pide también a sus compañeros que hablen con este estudiante para que sienta que no es él contra el mundo y se sienta valorado por solamente estar en clase.
  8. Sonríe. Sin importar lo que te haya pasado en casa o si tuviste algún problema con algún colega, sonríe. Esto llevará a que tus estudiantes entiendan que tú disfrutas tu materia y será mucho más sencillo para ellos tener una actitud más relajada con respecto al tema del día.
  9. Reconoce la clase de grupo que tienes. Todos las personas que han enseñado alguna vez saben que existen diferentes clases de estudiantes. Trata de aprender cuál es la clase de actividad que es mejor recibida y cuál es la forma en la que ellos aprenden más rápido. Es muy posible que una actividad de discusión abierta funcione muy bien en un grupo de estudiantes que guste de hablar mucho.

Consejos

  • Prepara un plan B y, si es posible, un plan C. Es necesario que conozcas a tu clase para poder formular un plan en relación a sus necesidades. En caso que la clase se esté poniendo un poco tediosa, siempre es bueno tener un plan B o hasta un plan C bajo la manga, de modo que los alumnos se vean contagiados por tus ganas de tener una clase divertida.
  • No te rías de tus propios chistes. Todos los cómicos saben que lo pero que les puede pasar es reírse y que el público no se ría con ellos. Cuando uno hace una broma en clase y nadie la entendió, es mejor que pase desapercibida.
  • Recuerda tu tiempo de estudiante en la universidad o la escuela. La identificación con el estudiante y sus necesidades puede hacer que ellos se sientan identificados contigo. Este factor es importante pues ayuda a que los estudiantes respondan a lo que dices y valoren tu juicio.
  • Invita a los estudiantes a voluntariamente repasar algún tema pasado y exponerlo en clases. Como los estudiantes ya conoce la lección, se sentirán mucho más seguros de si mismos a la hora de mostrar el contenido. Esto también ayudará a que otros estudiantes entiendan el concepto de la boca de otro estudiante y reforzará la lección. Esta técnica es especialmente útil cuando se ve falencias en el aprendizaje de una determinada lección. Ej: Si los chicos no entendieron muy bien cómo es el proceso de fijación del coral en el lecho marino, pide a un grupo de alumnos que muestren un video o presente el tema en una forma diferente.
  • Evita dar metamensajes negativos. Expresiones como “Yo sé que no les gusta esta materia, pero les va a servir”, “Denme 5 minutos más de su tiempo y luego acabamos, esta parte no es tan difícil” no son para nada aconsejables. Esta clase de frases lleva un mensaje oculto: “La materia es difícil y aburrida, por eso mi clase es aburrida”. Esta clase de mensajes predispone al estudiante a no atender en clase, no desear asistir a la materia, hacer la tarea por obligación, etc.
  • Trata, dentro de lo posible, que algún colega te visite. Una vez que hayas aplicado nuevas técnicas, puedes reunirte con esta persona para hacer una evaluación de la clase y hablar de cómo mejorar las técnicas aplicadas en la misma.
  • Crea grupos de trabajo con otros profesores para discutir diferentes formas de hacer que las clases sean mejores. Compartir experiencias desde un punto de vista de colaboración puede hacer que la relación en el puesto de trabajo mejore y es redundará en una mejor enseñanza para los estudiantes y una mejora del nivel académico de la institución.

Advertencias

  • Equilibra tu necesidad de una clase amena con la necesidad de cubrir tu plan académico. Es probable que veas que tus estudiantes la están pasando bien en clases, eso es bueno, pero trata que el tema no se desvíe del elemento de estudio.
  • Es posible que a pesar de utilizar todas estas técnicas, la clase no sea tan amena como tú deseas. Los grupos de estudiantes son bastante variables a nivel emocional e intelectual. Además, existen muchos otros factores además del profesor que deciden si una clase es amena o no. Lo esencial es quitar al profesor de esta fórmula. Esto se puede lograr esforzándose en diseñar una clase y lograr divertirse a medida que uno enseña y los estudiantes aprenden.
Categorías:Docentes