Inicio > Docentes > Sugerencias para cuidar la Voz

Sugerencias para cuidar la Voz

La voz humana se produce por la vibración de dos cuerdas vocales situadas en la cavidad laríngea. Una persona que solo utiliza su voz para el área social, generalmente no necesita entrenar su voz para mantenerla saludable, pero si la utiliza además en el ámbito laboral de manera intensa, deberá conocer más a fondo su funcionamiento para valorarla, cuidarla y sobretodo prevenir las disfonías.

Siguen a continuación una serie de sugerencias que atenuarán el impacto que pueda sufrir la voz profesional:

-El profesional de la voz es el docente, el capacitador, el conferenciante, el comunicador, etc…Para prevenir un problema vocal debe estar atento a los cambios que pueda tener el tono de su voz, ya que cuando una disfonía se instala, es generalmente el producto de un uso inadecuado ó de una mala técnica vocal.

Si ud utiliza su voz profesional durante varias horas de trabajo, sus cuerdas vocales se fatigan por ese esfuerzo. Sería adecuado entonces que cada día, después de trabajar, dedique unos 10 minutos a relajarse, utilizando alguna  técnica que ud. conozca. Se sentirá mejor y aumentará su rendimiento vocal al día siguiente.

-Mientras esté dando clases, beba sorbos de agua para hidratar la mucosa bucal y la garganta. Esto le dará una menor sensación de cansancio vocal.

-Si ud está sintiendo dolor de garganta, por favor no utilice su voz profesional ya que esto es considerado un esfuerzo para la misma. Use algún recurso como para no tener que hablar demasiado ese día y consulte al médico otorrinolaringólogo. Un profesional de la voz es un atleta vocal por lo que debe extremar los cuidados de su voz.

-Si ud padece una disfonía por favor no utilice su voz profesional durante esos días. Consulte al médico otorrinolaringólogo. Una voz disfónica y cansada permanentemente está dando señales de que hay algún mal hábito que modificar.

-Fumar es perjudicial para la salud en general, no solo para voz. Engrosa las cuerdas vocales lo que da como resultado una voz más agravada que lo normal.

-El uso de un pañuelo al cuello puede ayudar en algún porcentaje a no sentir dolor de garganta, pero no evitará la disfonía producida por un esfuerzo vocal.
Para disminuir la fatiga vocal y las molestias que siente luego de usar la voz será necesario entrenarse vocalmente para aprender una técnica que le permita usar la voz durante muchas horas sin cansarse.

-Un profesional de la voz utiliza naturalmente dos tipos de sonidos vocales, aunque sin saberlo: la voz social y la voz profesional. Esta diferencia fisiológica se pierde cuando la persona se encuentra estresada ó sobre-exigida física ó emocionalmente…aparecerá entonces un trastorno vocal, producto de esa inarmonía.

-Si padece laringitis o faringitis, por favor cuídese de no agravar la disfonía y no use su voz en el aula durante el período que dure la enfermedad. Concurra al otorrinolaringólogo y descanse.

 

-Una respiración adecuada, es la responsable de producir una voz de buena intensidad, una voz fuerte. El aire que respiramos es el combustible de la voz, por lo que es de suma importancia saber utilizarlo para evitar el cansancio y la debilidad en el volumen de la voz.

-Utilizar la voz profesional implica un gasto considerable de energía, por lo que si ud, va a dar una charla, conferencia ó disertación, es recomendable tomar alimentos de fácil ingesta antes de la actividad vocal.

-Hablar en ambientes ruidosos como por ejemplo un restaurante, un recreo en una escuela, una fiesta ó una reunión familiar, puede ser un inconveniente para la voz. Por esto no eleve el volumen de su voz por encima del ruido ambiente y si le es posible acérquese a las personas con las que desea hablar, para no esforzar su voz.

–La postura adecuada del cuello para que la laringe funcione óptimamente, es ubicando la base del mentón en posición paralela al piso. Esto es importante cuando tenemos un texto que leer y torcemos el cuello hacia abajo ó muy arriba, acción que va a modificar el tono de nuestra voz natural, forzándola también.

–Si cuando hablamos, sentimos tensión en el cuello y la espalda, lo más probable es que estemos produciendo la voz con un esfuerzo inadecuado. Esto puede manifestarse a corto plazo como una disminución en el tono y la intensidad de la misma.

-La voz refleja nuestra personalidad y nuestro estado anímico. Para tener una voz segura, sepa que es posible entrenarla y aprender a utilizarla adecuadamente sin esfuerzos, favoreciendo el control de las emociones.

-El estrés puede llevar a una forzada producción vocal, esto puede provocar daños en las cuerdas vocales. Las técnicas de relajación, el yoga, etc pueden ser de gran ayuda en estos casos.

Fuente : http://www.fonart.com.ar/

Anuncios
Categorías:Docentes
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 12 abril, 2010 en 1:44 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: